El pasado 28 de marzo, en el hospital de Son Espases, el presidente de la Asociación de Amigos de la Ciencia Ficción (AACF), Honorio Arribas Ferrer, participó junto a su esposa Eva Albarrán, en una entrega de juguetes para los niños de la planta de oncopediatría. Al acto, organizado por la asociación Na Marga Somriu, también asistieron el Presidente de les Illes Balears, José Ramón Bauzá y el Conseller de Salut Martí Sansaloni.
A las 18:00 de la tarde del viernes, los invitados al acto inaugural de los espacios ‘El bosque encantado’ y ‘La casa taller’ comenzaron su recorrido por dichos espacios y por las habitaciones de los niños hospitalizados en el área correspondiente del hospital. Entre los niños afectados por distintas afecciones de carácter oncológico se encuentra Sebastià, un infante de tan sólo 1 año de edad y que está recibiendo tratamiento para luchar contra la leucemia. Tanto él como otros niños recibieron distintos juguetes de parte de las autoridades asistentes y de la AACF. Durante el recorrido Ángela Tumbarello -atención al paciente- fue explicando cómo funcionarían los distintos espacios y el objetivo de los mismos. La idea tras la creación de estos espacios era hacer de la estancia en esa zona del hospital una experiencia menos gris y un poco más alegre para los niños ingresados y sus familiares. Para lograrlo los nuevos espacios contarán con talleres lúdicos y artísticos -para los niños- y zonas de descanso y reunión para los padres y familiares.
Desde AACF, Don Honorio Arribas y familia han querido agradecer el esfuerzo y el trabajo de todo el personal del hospital para llevar a cabo esta iniciativa, y también la posibilidad de haber estado presentes en su inauguración de forma activa, conociendo a los pequeños pacientes que deben luchar contra tan terribles enfermedades día a día, y haciéndoles unos regalos para que su estancia en el centro de salud sea un poco más llevadera.
Destacar especialmente el trato dado por la organización Na Marga Somriu, en concreto de Juana Cañellas Negre y Toni Gari, así como al director gerente de Son Espases Víctor Ribot. Como detalle, señalar que el presidente de la AACF no era un extraño para muchos de los padres y asistentes al evento, lo cual sin duda hizo que la experiencia vivida por él y su mujer fuese más distendida y agradable para todos. En palabras de Arribas, el acto fue sobretodo “humano”, por parte de absolutamente todos los asistentes, y también muy conmovedor; no sólo por la situación que viven los niños allá ingresados, sino también por la fuerza que deben tener ellos mismos y sus padres para seguir luchando un día más.
Na Marga Somriu se creó en homenaje a la periodista Marga Cañellas por su familia y sus amigos, con el objetivo de ayudar a los menores y sus familias durante las estancias en los hospitales. Con la inauguración de estos dos nuevos espacios, y la participación activa de grupos como la AACF en su promoción e inauguración, Na Marga Somriu puede decir que ha avanzado un poco más en sus propósitos.